Valoración: 6/10

Mejor canción: Right in the head

Track list: “Poison Cup”, “To Go Home”, “Right In The Head”, “Post-War”, “Requiem”, “Chinese Translation”, “Eyes on The Prize”, “Magic Trick”, “Neptune’s Net”, “R0llercoaster”, “Today’s Undertaking”, “Afterword / Rag”.

Compositor, cantante y guitarrista americano, M. Ward es un polifacético artista que ha ido ganando relativa fama en la escena Indie-folk o Country en los últimos tres o cuatro años, a pesar de llevar más de una década en la música (lanzó su primer álbum en 1999).

Con una voz áspera, pero extrañamente melosa, el estilo de Matthew S. Ward (su nombre completo) es característico y poco común. Esta peculiaridad también la traslada a su faceta guitarrística, claramente reconocible en cualquier proyecto en el que participe.

Y menciono esto porque además de aportar en bastantes niveles encima de un escenario, también lleva su versatilidad a los proyectos en los que se involucra. Es parte fundamental del dúo She & Him (que forma con la estupenda Zooey Deschanel) y también colabora con otros artistas folk en la formación del supergrupo Monsters of Folk, con un álbum lanzado al mercado en 2009.

Post-War – M.Ward (2006)

Enmarcado en un periódico traumático para Estados Unidos como es el conflicto bélico con Irak, éste álbum, con un título tan significativo, busca refugiarse en los ecos de canciones pasadas, sonidos prácticamente olvidados y realmente bebe en muchos aspectos de artistas y temas propios de la posguerra americana de los 50.

Y es que el disco ofrece un sonido folk realmente conseguido. M. Ward y los chicos del estudio consiguen combinar prácticamente a la perfección la frescura de la tecnología actual con la nostalgia y el sabor ‘oldie’ que tan bien queda reflejado y que consigue la voz de Ward, en mejor forma que nunca, y donde su color rasgado brilla más que nunca, dado el contexto en el que se encuentra.

Las composiciones son en su mayoría simplistas, muy melódicas y con esa mezcla tan extraña entre cercanía y distancia que ofrece a veces el folk con toques country como podemos encontrar en ‘Post-War’. El primer tema es una clara muestra de ello: “Poison Cup” hace gala de la habilidad del artista para sacar jugo a una progresión muy simple de acordes y supone una presentación vocal muy prometedora. “To Go Home” es el único ‘cover’ del álbum, tema original de Daniel Johnston.

Pronto se revela “Right In The Head”, un tema con toques de lamento que golpea fuerte a pesar de su suavidad y repetitividad. Que son, junto a su composición melódica son sus puntos destacables y lo convierten en probablemente lo más positivo del disco.

Pasando de largo por el tema que da nombre al disco, “Post-War”, un bajón rítmico y de sensaciones importante, llegan las otras dos grandes canciones del álbum: “Requiem” y “Chinese Translation”. El nombre de la primera lo dice todo, es una suerte de homenaje póstumo, con un carácter fuerte y optimista. El de la segunda, no podría ser más difuso. Se nos presenta una historia deliciosa, con una de las letras más interesantes del disco y probablemente la mejor composición del mismo.

Decir que el álbum no baja el nivel a partir de aquí sería mentir, pero aún así siguen habiendo canciones muy disfrutables, como “Eyes On The Prize”, que continúa la vena romántica empezada por algunas canciones anteriores. “Magic Trick”, ofrece un sonido muy diferente y más festivo (de la cual salió una gran versión en directo a dúo con Z. Deschanel en su concierto de Barcelona con She & Him).

La parte instrumental tiene mucho más peso en los últimos temas, que cierran un álbum sosegado, nostálgico y muy disfrutable.